<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, mayo 27, 2007

YAZILIKAYA

Charles Texier, un apasionado viajero, explorador y arqueólogo francés, gozó del honor de descubrir para el mundo occidental uno de los mejores conservados conjuntos escultóricos rupestres como es el santuario hitita de Yazilikaya, situado en Anatolia Central.en 1834, cuando se hallaba inmerso en la búsqueda de la legendaria ciudad de Tavium, fue conducido por un lugareño hacia una altiplanicie, despues de superar un escabroso sendero, en la que ciclópeos peñascos como acantilados se yerguen entre elevadas y angostas grietas.

Avanzando por los pasadizos, no pudo dejar de observar fascinado los extraordinarios relieves que decoraban los muros aquí y allá.Evidentemente, aquello distaba mucho de parecerse a las ruinas de una olvidada ciudad de época helenística, presentía que aquella hierática procesión de dioses y guerreros, de genios y fieras pergeñados en la piedra secular databa de un tiempo muy anterior al estimado para Tavium.No andaba descaminado, investigadores posteriores confirmarían la factura hitita de Yazilikaya, roca escrita en turco, y su dedicación ceremonial como templo al aire libre.Se estima que el pueblo hitita, mencionado en la Biblia como heteo, celebró cultos religiosos en este recinto pétreo durante la mitad del segundo milenio a.C.


A las vertiginosas paredes de roca los hititas trasladaron su particular cosmogonía, representada por una profusa sucesión de escenas que configuran la relación entre sus soberanos, sus súbditos y sus dioses.Por una estrecha senda avanzaba solemne el monarca, luciendo sus mejores galas, escoltado por imponentes hileras de perfilados guardianes hasta el altar en el que se rendía culto al supremo dios Tesub, bajo cuya advocación se acogía el soberano y que presidía el sagrado ritual desde su marmóreo sitial.Todo ello bajo la inmarcesible protección de la bóveda celeste.

Saludos.

Etiquetas: ,

sábado, mayo 26, 2007

TERRAZAS

A pesar de la convulsa primavera de la que estamos gozando, acostumbrados como estamos a pasar de los rigores invernales a las calorías veraniegas sin solución de continuidad, lo cierto es que uno ya se puede, cuando la intermitente lluvia remite un tanto, solazar en una de las abundantes terrazas emplazadas por los establecimientos hosteleros, al amor de su consumición.Cuando aprieta la canícula, muchos se atrincheran en sus domicilios armados con su aire acondicionado, a la espera del crepúsculo, cuando remite el bochorno, para llenar terrazas con la esperanza de disfrutar de una evanescente brisa y una agradable velada vespertina.

Pero como no sólo de terrazas veraniegas vive el hombre, existe otra acepción menos lúdica, aunque tan reconfortante o más que lo pueda ser una cañita con la fresca, sobre todo a la vista.Como todos sabemos, o nos enseñaron tiempo ha, el arroz constituye la base de la alimentación en multitud de pueblos, una materia prima que para su cultivo precisa de ingentes cantidades de agua dulce, una circunstancia que condiciona su apogeo en latitudes tropicales como América y Asia.En algunos lugares del sudeste asiático, Thailandia, Indonesia, Filipinas, Vietnam, la propia China, por la especial configuración del relieve y la alta densidad demográfica, los agricultores autóctonos han urdido ingeniosas técnicas de irrigación a fin de sacar partido de las empinadas pendientes en las que se hallan sus campos de cultivo.

Mediante el aterrazado de los terrenos se consigue un aprovechamiento máximo de los recursos naturales, tierra y agua.Se nivela el suelo para eliminar la inclinación del perfil montañoso a la vez que las canalizaciones de agua se aprovechan de la ley de la gravedad para irrigar todo el sistema de terrazas.Ante el paisaje que revela un vallejo aterrazado emplazado dentro de un lujuriante y frondoso entorno tropical, contrastando el verde exultante de la vegetación aneja contra el amarillento tono de la gramínea sustento de la población local, uno no puede dejar de maravillarse y sentir un vívido deseo de permanecer por largo tiempo en ese marco geográfico.Supongo que hay un momento para cada terraza.Y las de Ubud, en Bali central, quedan bastante, bastante lejos.Al menos, me queda una fotografía.

Saludos.

Etiquetas: , ,

viernes, mayo 25, 2007

RISTO

No creo que pretenda dejarse mecer por las veleidades mesiánicas de su homónimo palestino, con C de Cristo, aunque sí que su imagen despierta encontrados sentimientos entre todos aquellos que alguna vez lo han escuchado o leído, su faceta periodística es desconocida para casi todos a excepción de los lectores mañaneros de uno de esos ejemplares gratuitos con los que a diario nos redimen del tedio ineludible del transporte público, tal y como su también homónimo, este con H de Hristo, cosechó a lo largo de su dilatada estancia en un club de fútbol de campanillas.

Su meteórica aparición como miembro del jurado de un exitoso reality show en horario de máxima audiencia televisiva le granjeó una sucesión de detractores y de correligionarios por igual.Se puede decir que supo construir un personaje con un marcado perfil hipercrítico, sin concesiones a la galería, removiendo y hurgando en la herida abierta de los inocentes corderillos concursantes, una labor por la que tanto productora como cadena deben estar más que satisfechas, tan proclives como son a pavonearse ante las demás gracias a sus descollantes cifras de audiencia.

He de reconocer que poco conocía acerca de la obra y milagros de D. Risto Mejide hasta que empecé a leer su columna de los viernes en ADN.Ahora es el momento que espero con ansiedad que sea viernes nuevamente, no sólo por la llegada del finde, sino por devorar institivamente las que se me antojan escasas lineas de su artículo semanal.Si no destilara franqueza, no me interesaría.Si tampoco inconformismo, denuncia, autocrítica, dudo mucho que volviera a caer en la tentación de descifrar sus escritos.Será porque siempre prefiero conocer la verdad, la que sea, aunque me duela conocerla.Y cuando alguien se presta a abrir los ojos a áquel que se niega a ver, soy el primer ciego que se pone en la cola.Risto nuestro de cada viernes, leamoslo hoy.

Saludos.

Etiquetas: ,

domingo, mayo 20, 2007

NO TENGO TIEMPO

Hace ya mucho tiempo que la sintonía que acompaña la retransmisión televisiva de la Vuelta Ciclista a España suele convertirse en uno de los temas estrella de cada temporada.En los albores de los 80, cuando comenzó el seguimiento de la ronda española, fue el grupo Azul y Negro el que copó varias de las primeras sintonías, cobrando especial relevancia la correspondiente a 1983, un tema que llevaba por título No tengo Tiempo.

Precursores de la música electrónica en nuestro país, durante una década Azul y Negro gozaron de una serie de éxitos tarareados una y otra vez por los jóvenes de aquella generación.Salvando las lógicas distancias, se podría comparar con los británicos O.M.D., comprendiendo que la sociedad se hallaba inmersa en una profunda transición política y que se empezaba por entonces a salir del letargo cultural en el que este país estuvo sumido durante cerca de 40 años.Resultaba chocante que, en cuestión de años, la música desenfadada y sin pretensiones de Fórmula V, Los Diablos o Los Brincos le diera el relevo a toda una fructífera oleada desde Alaska y Los Pegamoides hasta Leño pasando por Asfalto, Nacha Pop, Tequila o los anteriormente nombrados Azul y Negro, toda una revolución con sus sofisticados samplers, sintetizadores y cajas de ritmo.

Rescatando el momento presente, que es el único que debe importar, debo admitir apesadumbrado que no tengo tiempo.Se escapa entre mis dedos sin que lo pueda asir, se escurre por los entresijos de mi marco vivencial y, parafraseando al vizconde de Valmont, es algo que, sencillamente, no puedo evitar.Entendamos que este déficit temporal queda restringido exclusivamente a esta corporeidad virtual, a este insulso punto de encuentro que, por circunstancias que no vienen al caso, últimamente tengo tan arrinconado.Mi vida y mi tiempo serán los jueces que dicten sentencia.Esperemos un veredicto misericorde.

Saludos.

Etiquetas: , ,

sábado, mayo 19, 2007

BOTOX

Inmersos como nos hallamos dentro de una furibunda tendencia generalizada hacia el cultopersonal, a la egolatría, a la ponderación superior del continente sobre el contenido, abundan todo tipo de métodos, ya sean naturales o inducidos por la intervención humana, para realzar y embellecer nuestra imagen exterior, ésa que para una gran parte de los que nos ven a diario será la única referencia que posean de nosotros.

Dentro de ese amplio espectro de operaciones destinadas a elevar nuestra propia autoestima se incluyen las intervenciones quirúrgicas para modificar aquellas partes de nuestro cuerpo que imaginamos imperfectas, lo que conocemos por cirugía estética.Por mucho que digan que la arruga es bella, lo concedo respecto a ciertos pliegues de los músculos propios de las piernas femeninas, la verdad es que casi nadie se siente a gusto con las que adornan sus facciones.Y en un intento por recuperar la tersura, frescura y turgencia de la pasada juventud, numerosas personas optan por recurrir a un método descubierto en la década de los 50, el fármaco botox.

Obtenido a partir de toxinas botulínicas, mediante inyecciones localizadas de botox se consigue evitar la contracción de músculos faciales y con ello, la formación de las odiosas arrugas, aunque como consecuencia se produzca a su vez una acentuada rigidez facial fácilmente perceptible.Basta hojear, en la peluquería claro está, alguna revista de cotilleos variados para constatar la buena salud de la que gozan los tratamientos plásticos, botox entre ellos.Y si no, que le pregunten a la duquesa de Alba, a ver si es capaz de articular alguna respuesta mínimamente inteligible.

En fin, respetando opciones ajenas, no tengo pensado desprenderme de mis arrugas, en modo alguno afectan a mi autoestima, que lo mío me ha costado alcanzar.Tampoco es el objeto del post realizar un tratado acerca de las diferentes opciones para rehabilitar nuestra carcasa temporal.Retornando a la actualidad más rabiosa, como todos sabemos o nos han hecho saber por activa o por pasiva, dentro de una semana todos los electores con derecho a voto estamos citados para ejercer nuestro legítimo derecho a renovar cargos municipales y autonómicos.

Como madrileño de adopción, he asistido desde las plataformas televisivas a varios debates entre las tres fuerzas políticas con representación en el Parlamento autonómico y en el Consistorio madrileño.Objetivamente hablando, si entendemos debate por confrontación, discusión, diálogo, pues reconozco que ha habido intenso debate.Aunque la realidad es que ha primado la descalificación personal, la crítica deconstructiva, el sectarismo ideológico sobre la enumeración de propuestas, que son lo que realmente interesa al ciudadano que deposita o no su voto en la urna.

Me pregunto porque no diseñan una papeleta de voto que, más allá de la mera enumeración de candidaturas, fuese capaz de agrupar otro tipo de items similares a los de un buscador como las casillas correspondientes a aquellos candidatos que empiecen por X o aquellos otros cuyo año de nacimiento esté comprendido entre X e Y.Y me surge una duda, metódica, respecto a la capacidad de las diversas fuerzas políticas para acatar la decisión de los ciudadanos en la misma medida que la ciudadanía acata el resultado de las consultas electorales.Si se insertase una opción correspondiente a la clave Voto X, no me cabe duda de que unos y otros se zurrarían la badana para atribuirse la identidad que se esconde detrás de esa incógnita.Aunque no persigo notoriedad política, abogaría por esa opción indefinida que, de algún modo, expresa el unánime rechazo y hartazgo del populacho hacia las consultas teledirigidas.Ponga una X en la X.

Saludos.

Etiquetas: ,

domingo, mayo 13, 2007

CRUCIGRAMA

Para disfrutar relajadamente durante los espacios temporales que median entre la realización de otro tipo de actividades productivas, unos recurren a fórmulas como la socorrida siesta vespertina o el dolce far niente mientras que otros se decantan por rellenar esos períodos a través de otros medios como la televisión, los juegos de mesa, la práctica de disciplinas deportivas o cualquier otro que sirva como solaz y esparcimiento personal.

Precisamente, tal y como su propio nombre indica, los pasatiempos constituyen otra forma de divertimento muy difundida en la sociedad actual.Basados en un soporte escrito sobre papel, se fundamentan en la resolución por parte del avezado retado de diversos elementos que exprimen el ingenio, la capacidad de cálculo y análisis, la memoria, el vocabulario o el conocimiento del sujeto como instrumentos imprescindibles.

La postrera invención en este amplio campo ha sido el sudoku, ese supremo ejercicio de flexibilidad lógica que ha encontrado una legión de rendidos entusiastas que acude regularmente a la página diaria de su periódico para solazarse con su resolución.Aunque uno de los más clásicos pasatiempos de todos los tiempos, valga la redundancia, es el conocido crucigrama.

Ante un tablero de casillas que se deben rellenar a partir de definiciones, son numerosos los estilos y formas que puede adoptar un crucigrama, desde la forma silábica, hasta los autodefinidos pasando por los crucigramas blancos que requieren de la pericia del escribiente para determinar la ubicación exacta de los hitos de separación entre definiciones.Se trata de una práctica que contribuye a enriquecer el léxico y que puede llegar a desembocar en una saludable y nada perniciosa adicción.

Todavía recuerdo aquellas excelentes revistas de pasatiempos de marca QUIZ que devoraba literalmente durante los rigores estivales de mi lejana infancia y pubertad.Y hoy es el momento que sigo prefiriendo afrontar un magnífico autodefinido antes que cualquier otro pasatiempo.Lo cierto es que, lo creáis o no, se aprende bastante de un crucigrama.Como se aprende de casi todo.Hasta de lo que no es de nuestro agrado, de lo que nos produce una agria animadversión, con cuatro letras.

Saludos.

Etiquetas: ,

CLUB

Parece verosímil que fuera en el brumoso ambiente británico, dentro de la particular idiosincrasia de los nativos de la pérfida Albión, donde fraguó una costumbre bastante arraigada en la actualidad consistente en la constitución de grupos humanos para los que se reserva el derecho de admisión y se restringe el acceso a nuevos miembros o visitantes.Hoy en día, bajo los epígrafes de club, sociedad, partido, proliferan por todo el ancho mundo agrupaciones que, con diferentes niveles de restricción, limitan la participación de elementos ajenos a la comunidad establecida.

Este aspecto tan común dentro del mundo real, construido sobre la base de las personas físicas, locales específicos y otros bienes materiales de dimensión tridimensional, se ha exportado desde sus comienzos a este, simultáneamente real y virtual, entorno de red sobre el cual muchos de nosotros nos movemos bajo identidades impostadas, inventadas cuando no directamente falseadas.Figuras virtuales como grupos de usuarios, foros, listas de correo y otras, emulan fidedignamente a sus equivalentes en el entramado de asfalto y hormigón.

Siempre he abogado por la eliminación de las fronteras, en muchas ocasiones ficticias, que unos cuantos interesados se esfuerzan por levantar como medida precautoria, a fin de evitar indeseadas injerencias exteriores.Pienso que la integración debe primar sobre la exclusión porque supone enriquecimiento y potencia la diversidad y la tolerancia, incluso respecto a aquello que suponemos adverso a nuestros pensamientos e intereses.Por eso no acierto a comprender la actitud, cada vez más frecuente, de algunos compañeros de viaje en la blogosfera respecto a la conversión de sus lugares de encuentro personales en restrictivos clubes con su correspondiente derecho reservado de admisión.Lo encuentro en cierto modo contradictorio y en modo alguno puedo comprender ni apoyar tales comportamientos.Y desde el respeto, sólo me queda lamentar su equivocado proceder.Desde luego, más bajo no se puede caer.Allá cada una con su blog.¿Tan decisivo les parece lo que alguien desafecto pueda escribir?.

Saludos.

Etiquetas: ,

FLATO

Bien conocidos son para un deportista los devastadores efectos que se derivan de lo que popularmente se conoce como flato, sobre todo para los atletas de medio y gran fondo.Una fortísima oclusión abdominal acompañada de un dolor punzante puede arruinar una espléndida marca y tirar por tierra todo el trabajo y esfuerzo desarrollado en los entrenamientos previos.Es sintomática la postura que adopta un atleta, mano apretando la zona del vientre que produce la opresión, cuando se ve afectado por un inoportuno y molesto flato.

Lo que llamamos de esa manera no es sino un residuo gaseoso producto de la digestión que, por diversas razones, no ha podido ser desalojado del tracto intestinal y que, merced a su ligereza y movilidad, puede desplazarse a su libre albedrío hasta otras partes del abdomen o el tórax, produciendo una incómoda sensación de asfixia que a veces degenera en accesos de fiebre o arcadas.Creo que todos hemos experimentado en algún momento uno de estos desagradables episodios.

Entre otras causas, se nos orienta desde pequeños a masticar los alimentos con la boca cerrada, en boca cerrada no entran moscas dicen, no sólo por una cuestión de sana educación en la mesa sino por evitar la deglución conjunta de un volumen de fluido aeriforme que puede ocasionar serios trastornos en el colon, tramo del intestino en el que se produce la absorción de los nutrientes resultado de la digestión gástrica.Adicionalmente, existen factores metabólicos inherentes a cada ser humano que indisponen al individuo respecto a la expulsión natural de tales residuos gaseosos, provocando periódicamente una serie de episodios flatulentos.Es evidente que para este rango de personas es de primordial importancia eludir el consumo de ciertos alimentos en cuya digestión se liberan cantidades apreciables de gases como puedan ser las legumbres u hortalizas.

Afortunadamente, soy agraciado por ser poseedor de un metabolismo que no abunda en la conservación de peligrosos gases de digestión masiva dentro de su tracto intestinal, aunque conozco casos próximos en el sentido opuesto.Y no os podeis imaginar cuanto echo de menos poder degustar en mi hogar unas nutritivas judías, sí, judías, acompañadas por su correspondiente aderezo de chorizo, morcilla y tocinito.Todo ello por no ventosear ya sea a tiempo o a destiempo.Que como dicen en mi pueblo, será una guarrería, pero descansa la caballería.Felices cuescos.

Saludos.

Etiquetas: ,

domingo, mayo 06, 2007

CELINDA

Con la eclosión floral que acompaña a la primavera los campos se tiñen del rojo de las amapolas junto con otras tonalidades amarillas, azuladas, violetas, blancas que, durante el breve período de floración, componen una bella estampa y un exultante decorado natural.A pesar de la gran variedad de plantas silvestres que exhiben sus mejores galas en primavera, para poder observar otros especímenes que no medran de manera natural en espacios abiertos, es preciso acudir a jardines, parques o viveros.

La celinda, Philadelphus Coronarius, forma parte de esa extensa gama de plantas, cultivada en jardines, que no goza de la oportunidad de existir en estado silvestre.Se trata de un arbusto de hasta 3 metros de altura de grandes hojas lanceoladas con flores de color blanco lechoso que emiten un delicioso y fragante aroma.

Desde que tengo uso de razón recuerdo las celindas que una primavera tras otra llenaban de su sensual perfume el aire del corral de la vivienda paterna.Era la confirmación de la llegada de la estación que la sangre altera, de la explosión de la vida vegetal y animal y también, por que no, del inminente fin de las clases y el advenimiento del venturoso verano de siestas y andanzas pinariegas.Todavía tengo pendiente esa cita anual con las celindas de mi corral.

Saludos.

Etiquetas: , ,

sábado, mayo 05, 2007

CALIGRAFIA

Es un hecho que a medida que las nuevas pautas que marcan el desarrollo de la tecnología de acceso a Internet van encontrando una amplia difusión entre todos los estratos de la pirámide poblacional, la práctica de la escritura tradicional, a base de la herramienta de escritura y el soporte de papel, queda cada vez más restringida a una corta etapa infantil en la que se nos inculca el aprendizaje de la misma.

Hace años, muchos años, dentro del manual de estilo que era de riguroso cumplimiento se consideraba importante la caligrafía, entendida como carga estética derivada del modo de escritura de los diferentes caracteres del alfabeto latino.Y para ejercitar al imberbe desde su ciclo inicial nada más adecuado que los legendarios cuadernos Rubio para adquirir una elegante caligrafía, una cualidad por la que muchos y muchas eran objeto de las más reconocidas admiraciones así como de las más feroces animadversiones.

Es impepinable que si apenas escribimos a la manera tradicional, mucho menos dedicamos a cuidar la caligrafía de lo poco que transcribimos al papel.Y aquellas sanas costumbres epistolares han pasado a la historia.Hoy en día, usamos editores de textos que corrigen automáticamente las faltas de ortografía, manifestamos nuestros pareceres en los infinitos foros, blogs, chats que pueblan la red y mantenemos correspondencia con nuestros más allegados y con los que no lo son mediante esas potentes herramientas como son el email o los SMS.A pesar de los pesares, sigo maravillándome ante una impecable redacción manual, con sus párrafos, sus puntos y apartes, sus gráciles piruetas alfabéticas, incluso aquellos minúsculos globitos con los que muchos de nosotros acostumbrábamos a puntear las íes latinas.Ciertamente, cada vez quedan menos amanuenses fuera de los recintos monásticos.

Saludos.

Etiquetas: , ,

viernes, mayo 04, 2007

SAYO

Con esta primavera loca, loca, la primera digna de ser denominada como tal en los últimos lustros, de furiosos aguaceros y esporádicos bochornos, viene que ni pintado ese dicho tan popular que dice que hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo.Y dice bien porque si bien es cierto que a estas alturas del año el verano empezará pronto a asomar sus afiladas garras, no conviene destaparse a destiempo so pena de agarrar un intempestivo tardoresfriado.

Conocemos sayo como un tipo de prenda que cubre todo el cuerpo, de una pieza de tela basta abotonada completamente del cuello a los pies, usada preferentemente por aldeanos o campesinos.A pesar de que la sabiduría popular se hace eco del vocablo, remedando a aquel que hace de su capa un sayo, ya nadie viste habitualmente un sayo como no sea más allá de una representación teatral o una caracterización cinematográfica o televisiva.Extrapolando terminología geológica, se puede decir que el sayo pasa por ser un atuendo fósil.

Como atávico es el origen de la voz, que deriva de la denominación latina sagum, usada por los romanos para referirse a unas espesas capas de pieles animales, ovejas, vacas, caballos, con las que los indomables celtíberos cubrían su cuerpo durante los gélidos meses invernales, mucho más desapacibles que los actuales.Muy apreciados por los aviesos invasores por su calidez y protección, llegaron a imponer la entrega de ciertas cantidades de sagum, destinados a sus legionarios, a los diversos indígenas hispanos como pago por la firma de tratados de paz y armisticios.Sabido es que con aquella indumentaria minifaldera debían helarse de frío recorriendo los páramos castellanos y aragoneses.Bastante atrevidos me parecen a mí.O quizás, la estirpe humana ha evolucionado hacia una menor capacidad para soportar las inclemencias del tiempo meteorológico.Y vos, ¿portais minifalda bajo el sayo?.

Saludos.

Etiquetas: , ,

Hit Counter