<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

domingo, noviembre 29, 2009

CAMARLENGO

Refieren los anales del cristianismo y así nos ha sido transmitido desde entonces que fue Pedro, el discípulo más insigne de Jesús de Nazareth, el primer cabeza o Papa de la Iglesia Católica.Conocemos asimismo que coetáneamente existió un tal Saulo de Tarso, cristianizado como Pablo, que no formando parte del núcleo original de adeptos de Jesucristo se erigió como figura fundamental e indiscutible de la concepción y difusión de la nueva doctrina.

Esta bicefalia funcional de hecho se ha producido con bastante frecuencia a lo largo de la dilatada historia del ser humano.Era habitual que aquel elevado a la potestad suprema, a la detentación del poder sobre un colectivo humano delegase la efectiva ejecución de su supremacía en la figura de un funcionario de máximo nivel que sería el que realemente asumiera el mando, relegando al mandatario a una especie de figura decorativa o secundaria.

Ya los antiguos faraones del Antiguo Egipto se rodeaban de sagaces escribas capaces de dirigir la ejecución de ciclópeas construcciones funerarias.Más adelante, fueron los emires y califas musulmanes los que delegaron el gobierno y administración de sus dominios en manos de omnipotentes visires.La posición del allegado al poder se presta por antonomasia a la sedición, la traición o la envidia.A consecuencia de tales fue ajusticiado el que llegó a ser condestable de Castilla, Don Alvaro de Luna.Los Austrias instituyeron la figura del valido, una especie de primer ministro plenipotenciario cuyo prototipo fue el poderoso conde-duque de Olivares.Sus sucesores naturales, los Borbones, tan solo cambiaron el nombre, valido por favorito, que en muchos casos aprovecharon su elevada dignidad para subyugar al pueblo con onerosas cargas que no siempre aceptaron con resignación, un factor que, por ejemplo, desencadenó la caída en desgracia de Manuel Godoy ante Carlos IV.

Dentro de la jerarquía católica existe la figura del camarlengo, alto funcionario vaticano destinado a la administración de los bienes de la Iglesia, un sinsentido en sí mismo.De acto, es el camarlengo quién dictamina acerca de las cuestiones económicas de una Iglesia Católica Apostólica Romana, que, por supuesto, tan sólo bebe de las fuentes cristianas en lo que a valores se refiere y de manera nominal.Uno se pregunta por qué el Vaticano, por ejemplo, no forma parte de esa autoproclamada élite mundial que se da en llamar G-20 o por qué no interviene el camarlengo papal en las arduas deliberaciones en las que están enfrascados los máximos representantes económicos mundiales para encontrar salidas viables a esta mal llamada crisis en la que nos hallamos inmersos involuntariamente.Seguro que una institución que a medida que pasan los siglos, y ya son XX, ha ido acumulando un ingente poder e influencia en el mundo podría aportar alguna solución para salir del atolladero.Señor Camarlengo, por favor, sea benévolo y ayude un poco al prójimo.

Saludos.

Etiquetas: , ,

CARAMELIZAR

Con la proliferación de cadenas televisivas inherente a la liberalización del mercado de las telecomunicaciones, y aprovechando la prodigiosa abundancia de cocineros de reconocida fama mundial, han sido y son numerosos los profesionales del arte culinario que han gozado de la oportunidad de divulgar y popularizar la de por sí amplia y rica cocina española a través de esa ventana virtual que es la televisión.

Cada uno con su particular idiosincrasia ha intentado que la gran cocina, la de las estrellas Michelín y los restaurantes de campanillas, llegue a nuestros hogares.Ahí quedan el rico, rico y con fundamento del simpar Arguiñano que ha pasado a ser uno de los más divertidos chascarrillos del idioma castellano.Arzak, Subijana, Arola y otros también se han prestado a conversar con el televidente a través de lo que mejor saben hacer, cocinar.

José Andrés destacó por su originalidad añadida a su frescura, simpatía y cercanía que hacía patente en cada uno de sus espacios televisivos.Previamente al desarrollo de sus recetas realizaba personalmente la compra de los ingredientes que pasaba a preparar en su propia cocina casera.En cada programa se veía auxiliado por algún conocido personaje que, mientras ayudaba a Andrés en la preparación de los platos, mantenía una animada conversación salpicada por sagaces comentarios, todo ello dentro de un ambiente de franca y alegre distensión que traspasaba la pantalla para trascender hasta el salón de nuestros hogares.

Fue Andrés a quién primero escuché la palabra caramelización.El caramelo no deja de ser un compuesto azucarado creado a partir de azúcares refinados y otras sustancias sometidas a altas temperaturas y posteriormente solidificadas.Lo que no sabía es que un proceso análogo es responsable de que determinados alimentos, sometidos a altas temperaturas de cocción o fritura en aceite u otro agente oxidante, adquieran esos tonos tostados y esos sabores tan característicos tan gratos al paladar.Ahora resulta que cuando freimos, rehogamos, salteamos, doramos, socarramos cebolla picadita lo que estamos haciendo es provocar la oxidación de los azúcares de la cebolla, en suma su caramelización.

Acaso las personas en ocasiones también necesitemos que nos caramelicen, que oxiden nuestros azúcares para poder ser degustados.Supongo que la amenidad que nos procuraba Andrés en media hora se puede considerar de alguna manera una caramelización afectiva.La pregunta es ¿Qué es aquello que más y mejor os carameliza?.Se aceptan propuestas.Por si alguna puede ser provechosa.

Saludos.

Etiquetas: , ,

sábado, noviembre 28, 2009

PIEL DE GATO

Dicen que no existe mejor medicina para curar la ignorancia y el desconocimiento que el ejercicio de la lectura.Personalmente debo reconocer que la lectura de Bueno para comer del antropólogo estadounidense Marvin Harris me ayudó a superar ciertos estereotipos y reducciones mentales respecto a las costumbres alimentarias y usos gastronómicos asociados a la heterogeneidad de sociedades humanas en función de criterios étnicos, estéticos, culturales, sociales o de cualquier otra índole.

Esboza sagazmente Harris su teoría basada en que son los factores de tipo ambiental, climático, geográfico los que condicionan esencialmente la alimentación de una comunidad humana.Resulta fácil comprender los mecanismos que han llevado a un grupo a consumir cierto tipo de carne animal en detrimento de otra quizás más energética o por qué algunas tribus perdidas en el vergel amazónico necesitan proveerse de ciertos nutrientes ausentes de su dieta habitual a través de un tipo de tierra que abunda en sus territorios.Uno comprende, finalmente, que ciertas prácticas que para unas sociedades se pueden considerar aberraciones y provocar unánime rechazo, no dejan de ser tan válidas como las suyas propias.

Es de todos conocido que la gastronomía china abunda en ingredientes que a los occidentales desagradan en gran medida y producen un intenso rechazo.Sin embargo, para ellos es normal consumir carne de perro y gato, como lo es la de vacuno, cerdo o pollo.No deja de ser un uso alimentario transmitido y asumido tradicionalmente, como lo es que gatos y perros se incluyan dentro de la categoría de animales domésticos de compañía para las sociedades occidentales.Y si su carne se degusta como manjar, no es menos práctico aprovechar su deliciosa piel para la manufacturación de diversos productos de peletería.

Existe una viva controversia respecto al empleo de pieles de animales para la fabricación de prendas de peletería fina, no siempre al alcance del viandante.Una controversia avivada más si cabe si nos atenemos al uso de la piel de gato.¿Sería lícito emplear pieles de gatos sacrificados en China, donde el gato forma parte de su dieta, para fabricar abrigos destinados al mercado europeo?.

Afortunadamente, existen otras versiones de la piel de gato menos conflictivas y mucho más atractivas, confortables y al alcance del bolsillo para todo aquel/aquella que desee alegrarse el cuerpo y de paso, alegrarselo a otros/as.Abogo, pues, por piel de gato para TODOS.

Saludos.

Etiquetas: , , , ,

COME BACK

Reza el proverbio popular castellano que segundas partes nunca fueron buenas.Parece que todo aquello que en un momento pasado no se fue capaz de llevar a cabo o de terminar adecuadamente no se debería retomar ulteriormente so pena de no satisfacer las expectativas autoimpuestas o esperadas.O quizás una sola vez es más que suficiente para demostrar la relevancia de nuestros actos, tanto si esa trayectoria es recordada con agrado y complacencia por los que nos rodean como si, por el contrario, es denostada, desaprobada o simplemente no produce ni frío ni calor.

Si nos atenemos a los hechos históricos está claro que nunca la II Guerra Mundial pudo ser de ningún modo mejor que la primera.Como tampoco lo fue la segunda legislatura de José María Aznar, ni lo está siendo asimismo la segunda de ZP.Supongo que nadie postulará la superioridad de la segunda entrega de la saga Indiana Jones sobre aquella recordada En busca del arca perdida.Dentro del panorama cinematográfico hispano, a la sorprendente y espléndida ópera prima de Amenábar siguió una sinuosa, oscura e ininteligible Abre los ojos.Está por ver que la segunda venida del Salvador madridista traiga consigo la resurrección de una época no muy lejana plena de laureles y éxitos deportivos.

A pesar de no contar con el fervor popular, entiendo que a nadie se le puede negar una segunda oportunidad, si es que así se puede considerar retomar una labor que nunca se debió abandonar.La pereza, el desestimiento, la pasividad son tan innatas al ser humano como la diligencia, la voluntad o la proactividad y todos hemos pasado por alguna de esas fases que periódicamente se repiten al hilo de los días.

En más de una, de dos y hasta de tres ocasiones estuve a punto de escribir este post, al igual que en más de una, de dos y hasta de tres estuve tentado de no escribirlo.¿Acaso necesito una justificación?.¿Alguien necesita una justificación?.Finalmente, más como una autoimposición, me decido a someterme al juicio popular, aunque eso signifique romper con alguno de mis más rígidos esquemas mentales, muy simples todos ellos no se vayan a pensar.

En competiciones deportivas siempre se dice que del segundo nadie se acuerda, todo el mundo recuerda al campeón y no queda ni un ápice de admiración por el esfuerzo ya no sólo del segundo sino de todos los participantes.Quedémonos con esa máxima que proclama que lo más importante es participar.Y participemos.Y riamos.Y lloremos.Y admirémonos.Y enfadémonos.En el fondo, leámonos.Que no lea monos.No es lo mismo.

Saludos(revisited).

Etiquetas: ,

Hit Counter