<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

sábado, noviembre 28, 2009

COME BACK

Reza el proverbio popular castellano que segundas partes nunca fueron buenas.Parece que todo aquello que en un momento pasado no se fue capaz de llevar a cabo o de terminar adecuadamente no se debería retomar ulteriormente so pena de no satisfacer las expectativas autoimpuestas o esperadas.O quizás una sola vez es más que suficiente para demostrar la relevancia de nuestros actos, tanto si esa trayectoria es recordada con agrado y complacencia por los que nos rodean como si, por el contrario, es denostada, desaprobada o simplemente no produce ni frío ni calor.

Si nos atenemos a los hechos históricos está claro que nunca la II Guerra Mundial pudo ser de ningún modo mejor que la primera.Como tampoco lo fue la segunda legislatura de José María Aznar, ni lo está siendo asimismo la segunda de ZP.Supongo que nadie postulará la superioridad de la segunda entrega de la saga Indiana Jones sobre aquella recordada En busca del arca perdida.Dentro del panorama cinematográfico hispano, a la sorprendente y espléndida ópera prima de Amenábar siguió una sinuosa, oscura e ininteligible Abre los ojos.Está por ver que la segunda venida del Salvador madridista traiga consigo la resurrección de una época no muy lejana plena de laureles y éxitos deportivos.

A pesar de no contar con el fervor popular, entiendo que a nadie se le puede negar una segunda oportunidad, si es que así se puede considerar retomar una labor que nunca se debió abandonar.La pereza, el desestimiento, la pasividad son tan innatas al ser humano como la diligencia, la voluntad o la proactividad y todos hemos pasado por alguna de esas fases que periódicamente se repiten al hilo de los días.

En más de una, de dos y hasta de tres ocasiones estuve a punto de escribir este post, al igual que en más de una, de dos y hasta de tres estuve tentado de no escribirlo.¿Acaso necesito una justificación?.¿Alguien necesita una justificación?.Finalmente, más como una autoimposición, me decido a someterme al juicio popular, aunque eso signifique romper con alguno de mis más rígidos esquemas mentales, muy simples todos ellos no se vayan a pensar.

En competiciones deportivas siempre se dice que del segundo nadie se acuerda, todo el mundo recuerda al campeón y no queda ni un ápice de admiración por el esfuerzo ya no sólo del segundo sino de todos los participantes.Quedémonos con esa máxima que proclama que lo más importante es participar.Y participemos.Y riamos.Y lloremos.Y admirémonos.Y enfadémonos.En el fondo, leámonos.Que no lea monos.No es lo mismo.

Saludos(revisited).

Etiquetas: ,

Hit Counter