<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d19486965\x26blogName\x3dPaladeando+esencias\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://paladeando.blogspot.com/\x26vt\x3d9219698896640041428', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <!-- START: PDF Online Script --> <script type="text/javascript"> var authorId = "E2CB4839-2DCC-4AA3-B4EC-CACC80A65E8A"; var pageOrientation = "0"; var topMargin = "0.5"; var bottomMargin = "0.5"; var leftMargin = "0.5"; var rightMargin = "0.5"; </script> <script type="text/javascript" src="http://web2.pdfonline.com/pdfonline/pdfonline.js"> </script> <!-- END: PDF Online Script -->

miércoles, diciembre 30, 2009

YEHOSHUA

Yehoshua bar Jesé, Josué bar José, Yehuda, Jesús de Nazareth, Jesús el Cristo, diferentes denominaciones para un mismo personaje al que, en estas fechas, la cristiandad rinde tributo y celebra la efeméride de su nacimiento.Una figura clave en el devenir histórico de la que, sorprendentemente, no hay plena constancia de su existencia real, excepto la descripción de su portentosa vida y milagros que ha llegado a nosotros a través de los escritos evangélicos de unos autores que no fueron sus coetáneos y claramente mantenían vivas simpatías por la difusión de su supuesta doctrina.

Aunque resulta una explicación demasiado simplista, parece claro que, desde que el hombre es hombre y desde que descubrió la enorme diversidad del mundo que habitaba, las sucesivas religiones que en el mundo han sido se han valido del engaño colectivo, del terror, del valor alienatorio de sus pretendidas creencias sobrenaturales para mantener bajo su égida a sus asustados fieles.Cabe preguntarse, por que no, si el embrión del cristianismo se desarrolló conscientemente a partir de uno de tales embustes colectivos.

Si el nazareno fue un hombre profundamente devoto de la fe judaica, observante de la ley mosaica, intransigente respecto al servil desempeño de la clase sacerdotal judía, es razonable pensar que pudo estar de alguna manera obsesionado respecto a la atávica profecía hebrea que vaticinaba el advenimiento del Mesías, el liberador del pueblo israelita y las señales que anunciaban su llegada y se empleara de manera consciente en el cumplimiento de tales pasos previos que culminarían con su muerte en la cruz.Cabe que su crucifixión, y su posterior resurrección, formasen parte de una magistral orquestación destinada a levantar al oprimido pueblo judío contra el opresor romano y, de paso, desbancar de sus privilegiadas posiciones a los corruptos saduceos en connivencia con el invasor.

Supongo que ahora, más de 2009 años despues de su hipotético nacimiento, es fácil elucubrar todo tipo de hipótesis con mayor o menor grado de sensacionalismo y disparate acerca de su vida, aunque la única realidad manifiesta es que su figura sigue envuelta en una nebulosa que quizás nunca pueda desentrañarse.Y los cristianos seguirán destilando sus enseñanzas a la vez que sus detractores se seguirán empleando en el desmontaje de todo el tinglado urdido a lo largo de siglos por la Iglesia católica.

Dejando claro lo anterior, ¿pudo estar implicado el centurión Longinos en una simulación de la muerte del Mesías?¿Fue José de Arimatea, rico hacendado y miembro del Sanedrín crítico con su cúpula dirigente, motor activo de tal conspiración?¿Por qué Judas recibió sólo 30 monedas de plata por su sabrosa delación?¿Pudo sobornar el de Arimatea a la guardia del Templo que se hallaba a cargo del sepulcro del nazareno para, con su desaparición, dar pábulo a la confirmación de lo anunciado por las profecías?¿Eran miembros de su familia o actores pagados los protagonistas de los supuestos milagros obrados por el Salvador?¿Por qué Jesús eligió el día anterior al Sabbath para ser crucificado?Si logró sobrevivir a la crucifixión, ¿por qué sólo algunos de sus discípulos, según los evangelistas, fueron privilegiados con su visión corpórea post-mortis?.En fin, tantos y tantos interrogantes que para muchos no necesitan respuesta y que para algunos pocos, entre los que me cuento, mantienen un apasionado interés por un personaje que jamás osó pensar en la trascendencia de su no-existencia.

Saludos.

Etiquetas: , ,

Hit Counter